¿Por qué mis dientes se ponen amarillos?

Tener unos dientes blancos y bonitos es el deseo de mucha gente. Pero no es fácil. ¿Por qué? Porque las causas que provocan ese tono amarillento que inunda nuestra boca son muchas y, en algunas ocasiones, inevitables. ¿Quieres conocerlas? ¡FamilDent te lo cuenta!

Causas genéticas

Al igual que el color de nuestros ojos, nuestra altura, la forma en la que tenemos las orejas y nuestro color de pelo son características que vienen determinadas en nuestro código genético, también él condiciona la coloración de los dientes desde que nacemos. Además existen enfermedades congénitas hereditarias como la dentinogénesis o la amelogénesis que disminuye la dureza y la cantidad del esmalte, haciendo que los dientes tengan manchas.

Los medicamentos

Algunos especialistas advierten que el consumo de productos químicos como son los medicamentos puede afectar a la tonalidad de nuestros dientes. Antibióticos como la tetracilina y el abuso de los colutorios dentales, es decir, de los enjuagues bucales pueden tornar amarilla nuestra dentadura. Además, el endodonciado (matar el nervio de una pieza dental) hace que la misma se oscurezca, pues la sangre que se queda dentro se coagula y tiñe el diente desde dentro hacia fuera.

Los hábitos alimenticios

Es de sobra conocido que le café, el tabaco o el té negro hacen más oscura nuestra boca. Pero también otras bebidas como el té verde, el vino tinto o los refrescos de cola. Lo mismo ocurre con alimentos con niveles altos de carotenos, un antioxidante, como las zanahorias o el tomate. Sorprendente, ¿verdad? Todos estos productos tienen pigmentos que se filtran en el tejido de la dentina y terminan tornándola amarillenta.

El paso del tiempo

¡Cómo no! Resulta muy complicado evitar las consecuencias de la edad y del paso del tiempo. Con los años los dientes amarillean, y es algo totalmente normal, ya que desde pequeños los sometemos a una serie de circunstancias que fomentan su debilitación. Aunque eso sea inevitable sí que se puede frenar en gran medida si mantenemos unos hábitos de higiene correctos y si evitamos el consumo de productos nocivos para ellos.

Si bien es cierto que existen algunos remedios caseros para blanquear los dientes ninguno de ellos es totalmente fiable. No solo por los resultados, sino por los efectos secundarios que puede provocar en nuestra boca. El consejo que os trae FamilDent es que, si estáis preocupados con el color de vuestros dientes acudáis de inmediato al dentista, pues allí averiguarán las causas del problema y podrán remediarlo de la menor manera posible. ¡Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s