Caída de los dientes: prevención, causas y consecuencias

Perder los dientes es algo a lo que todos tememos. No queremos tener que utilizar dentadura postiza, realizarnos implantes o utilizar de por vida un aparato con piezas de porcelana. Nuestro rechazo es comprensible: la caída de los dientes constituye el problema más grave en odontología. 

La principal causa que provoca la pérdida de las piezas dentales es la periodontitis o piorrea. Ésta consiste en una fuerte inflamación del tejido gingival que va deteriorando notablemente el hueso de la encía. En la mayoría de los causas lo que provoca la periodontits es una gingivitis mal curada.

Cómo prevenir la gingivitis y la piorrea

Para evitar que la gingivitis evolucione y pase a ser una peridontitis hay que saber identificar cuándo uno la padece. Los principales síntomas son el enrojecimiento y el hinchazón de las encías, el sangrado continuo al lavarse los dientes y a sensibilidad en los mismos. Si estos síntomas se repiten y se prolongan en el tiempo hay que acudir lo antes posible a nuestro dentista.

Para prevenir esta situación tan solo hay aplicar métodos de limpieza bucal más exhaustivos: cepillarse los dientes después de cada comida, utilizar un dentífrico basado en flúor y que sea antibacteriano, pasarse el hilo dental para eliminar los restos de comida en las juntas de los dientes, emplear un cepillo de cerdas suaves o medias y aplicar enjuague bucal una vez al día (sin abusar de él, ya que puede afectar al esmalte de nuestros dientes).

dientes

Los implantes como solución a la caída de dientes

Si ya es demasiado tarde y hemos perdido alguna pieza dentaria lo primero que tenemos que hacer es acudir a nuestro dentista de confianza. No existen dos casos iguales, por lo que se deberá realizar un estudio de las causas y de la solución más apropiada para ti. No te preocupes, en nuestras clínicas FamilDent este proceso no te supondrá ningún coste, ni tampoco un compromiso de someterte al mismo. Lo primero es tu salud dental.

Si bien es cierto que los implantes son el tratamiento más habitual para estos casos, un tratamiento eficaz y duradero, no siempre se puede recurrir a él. En muchos casos la piorrea ha desgastado tanto el hueso alveolar que no existe un soporte sólido al que sujetar el tornillo empleado en implantología. Llegados a este punto es muy probable que se tengan que realizar injertos antes de proceder a colocar el implante.

Sea como sea, si te notas la boca sensible, te sangra o la tienes muy inflamada no lo pienses más: acude a tu dentista para frenar una posible piorrea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s