Las enfermedades más habituales de la lengua

La lengua es, aunque pueda no parecerlo, uno de los músculos más importantes de nuestro cuerpo. No solo es imprescindible para hablar y articular palabras, sino que además cumple una función digestiva (nos ayuda a masticar, a tragar y a saborear los alimentos) y respiratoria. Por si fuera poco también es una de las partes más fuertes de nuestro organismo. Interesante, ¿verdad? Todas estar características deberían hacernos reflexionar sobre la importancia de mantener nuestra lengua sana y fuerte. Pero, ¿cómo saber si este músculo tiene alguna enfermedad? Pues bien, si presenta una pigmentación rojiza o blanquecina, es decir, si no está de un color rosáceo, es probable que algo vaya mal.

Mi lengua está roja

¡Cuidado! En muchos casos este color es la consecuencia de un desajuste en los distintos niveles de vitaminas en nuestro organismo, así como un sistema inmunológico debilitado. Las enfermedades más comunes son:

Lengua geográfica

Recibe este nombre por la apariencia que adopta la lengua, en la que se desarrollan manchas de diferentes tonalidades que recuerdan a un mapa. Las causas no pueden determinarse al cien por cien, aunque en la mayoría de los casos se relaciona con una deficiencia de vitamina B. Así mismo la ingesta de alimentos picantes, fríos o calientes y el consumo de alcohol también propician la aparición de la lengua geográfica. Una de las principales características es la aparición de manchas y llagas de color rojo y lisas que pueden cambiar de lugar rápidamente. Esta afección es inofensiva, y por eso no existe un tratamiento concreto, aunque puede resultar dolora y persistente. La mejor manera de tratar la lengua geográfica es manteniendo una buena higiene bucal y aplicando geles antihistamínicos para suavizar las molestias.

El síndrome de Kawasaki

Esta enfermedad afecta a niños menores de 5 años y se caracteriza por la inflamación de los vasos sanguíneos que provoca la conocida lengua de fresa: rojiza e inflamada. Aunque las causas se desconocen, el síndrome de Kawasaki se relaciona con un trastorno autoinmunitario que puede incluso afectar a los vasos sanguíneos y al corazón. Esta enfermedad provoca fiebre alta durante más de cinco días que, si bien puede controlarse con ibuprofeno y paracetamol este tratamiento por sí solo no basta para que desaparezca. Otros síntomas relacionados con el síndrome son los ojos rojos, los labios agrietados y brillantes, la inflamación de las manos y de los pies y erupciones por todo el cuerpo. Las personas afectadas suelen necesitar atención hospitalaria para evitar daños irreversibles. Si se responde bien al tratamiento, bastaría con dos semanas para recuperar la salud.

Escarlatina

La escarlatina fue una enfermedad muy preocupante en el medievo, pues se cobraba la vida de cientos de niños al no conocer un tratamiento contra ella. Hoy en día, por suerte, es fácilmente curable. Está causada por una infección que provoca, entre otras cosas, la lengua de fresa y la inflamación de la lengua; además de dolores abdominales, fiebre alta, vómitos y malestar generalizado. Sus efectos suelen durar a penas uno o dos días, y se necesitan antibióticos para eliminar las bacterias que infectan nuestro organismos. El grupo de riesgo de esta enfermedad son los niños, pero por suerte es una infección fácilmente combatible.

famildent valencia barato

Mi lengua está blanca

Candidiasis oral

Es un problema muy frecuente, sobretodo en niños. Existen microbios, bacterias y hongos que habitan nuestra boca de manera permanente. En condiciones óptimas de salud nuestro sistema inmunitario controla a los hongos, impidiendo expansión y colonización. No obstante, si el paciente se encuentra débil el hongo cándida puede multiplicarse. Los síntomas son sangrado al cepillar las zonas afectadas, dolor al tragar y lesiones blanquecinas en la boca y en la lengua. El tratamiento es relativamente sencillo y consiste en realizarse enjuagues de determinados fármacos, jarabes orientados para la lucha contra la candidiasis y la ingesta de yogur y de acidófilos de venta libre.

Leucoplasia

La leucoplasia consiste en la aparición de parches blanquecinos irregulares y con una pequeña cantidad de pelusa (vello oral) en la boca y en la parte interior de la mejilla. Sus posibles causas son fumar, beber cantidades ingentes de alcohol y las asperezas en los dientes o prótesis dentales. Para vencer esta enfermedad hay que eliminar o disminuir los agentes que la provocan y, en casos extremos, aplicar medicamentos e incluso aplicar la cirugía.

Todos estos síntomas afectan a la salud e integridad de un músculo tan importante como nuestra lengua. Si te sientes identificado con alguno de ellos acude a tu médico o hazte una revisión en nuestras clínicas. No esperes más. La solución podría ser más sencilla ahora.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s