Dientes sensibles: causas, remedios y cómo prevenirlo

Es una sensación incómoda, ¿verdad? Notas unos calambres que recorren el interior de tus muelas cada vez que tomas alguna bebida fría, o demasiado caliente, y se te pone la piel de gallina. En los casos más extremos el dolor puede durar unos largos minutos. Hablamos de lo que se conoce como dientes sensibles o hipersensibilidad dental. Aunque resulte desesperante, FamilDent analiza el problema y te trae los mejores consejos para que puedas acabar con estos incómodos síntomas. ¡Quédate!

Dientes sensibles: causas

Los dientes están recubiertos por una fina capa de esmalte que lo protege y lo hace más fuerte. La hipersensibilidad dental tiene lugar cuando esta capa desaparece o mengua. En ese caso la dentina queda al descubierto, y se torna más débil, provocando esa sensación de calambre o de ardor dentro de las piezas dentales. Algunas de las causas que favorecen la desaparición del esmalte son:

  • Rechinar los dientes o apretarlos continuamente. Esto ocurre por el bruxismo (chirriar los dientes por la noche) o por estar sometidos a grandes dosis de tensión y nerviosismo. Al apretar la mandíbula los dientes se desgastan y el esmalte desaparece.
  • Utilizar cepillos dentales demasiado duros y cepillarnos muy fuerte. Los dientes son muy duros, pero eso no quiere decir que podamos limpiarnos de cualquier manera. Es recomendable utilizar un cepillo con las cerdas suaves o medias y limpiarnos durante más tiempo, pero con menos fuerza. De esa manera el esmalte no se resentirá.
  • Consumo excesivo de alimentos o sustancias agresivas. Componentes como el azúcar, el ácido, los refrescos o los chicles favorecen que los dientes se desgasten.
  • Mala higiene y enfermedad de las encías. Cuando no mantenemos nuestra boca limpia y las encías se encuentran recubiertas de placa o sarro probablemente los dientes se tornen más sensibles.
  • Dientes picados o rotos. Si existen fisuras hasta la raíz de las piezas dentarias es probable que el líquido y la comida se vaya filtrando y provoque un dolor intenso.
  • Abuso del blanqueamiento dental. Aunque a todos nos guste lucir una sonrisa blanca y reluciente los productos que se emplean para blanquear los dientes pueden debilitar y corroer el esmalte.

Dientes sensibles: cómo pararlo

No hay mejor remedio para terminar con la hipersensibilidad dental que mantener un cepillado y una higiene correcta. Pero no solo hay que aumentar las veces que nos lavamos los dientes, sino que hay que mejorar nuestra técnica: limpiar en movimientos circulares, a ser posible con un cepillo eléctrico, no olvidar la parte trasera de los dientes y no ejercer demasiada presión. Con una buena higiene se pueden mantener las encías sanas y libres de sarro y de restos de comida.

Se recomienda evitar el rechinar los dientes y mantener una dieta que prescinda de bebidas extremadamente dulces y azucaradas, de ácidos y sustancias similares. De esta manera evitaremos los alimentos que corren el esmalte de los dientes.

Recuerda utilizar siempre productos dentífricos dedicados especialmente para combatir la sensibilidad y seguir todos los consejos que te ha traído FamilDent. Si no mejoras, coge cita en una de nuestras clínicas. Nosotros te ayudaremos personalmente.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s